El Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra (BoE) decidió hoy mantener los tipos de interés estables en el 0,5%, el nivel más bajo en la historia de la institución, así como su programa de compra de activos por importe de 200.000 millones de libras (221.000 millones de euros) mediante la emisión de reservas.
comité de política monetaria del Banco de Inglaterra mantuvo el jueves el importe de su plan de compra de bonos en 200.000 millones de libras esterlinas y dejó sin cambios en el 0,5% los tipos de interés, todo ello en medio de nuevas evidencias de que la economía británica volvió a crecer a finales de 2009.  Hasta el momento, el Banco de Inglaterra ha llevado a cabo compras de activos por importe de 193.000 millones de libras.

Los tipos siguen en su mínimo histórico por undécimo mes consecutivo.

La expansión cuantitativa, a través de la cual el banco central compra activos con dinero de nueva creación, pretende aumentar la oferta monetaria y el crédito a los hogares y las empresas, con el objetivo de que aumente el consumo y la tasa de inflación suba hasta el objetivo del 2%.  Pero esta política no convencional ha tenido menos efecto del esperado, y los signos de recuperación siguen siendo frágiles. Las perspectivas de crecimiento se han visto mermadas por la limitación de la disponibilidad de crédito.

Esto significa que el Banco de Inglaterra probablemente considerará de forma seria en su reunión de febrero si extiende el programa de expansión cuantitativa a la vista de sus previsiones de crecimiento e inflación.

El banco central no hizo ningún comentario, salvo que llevará un mes más completar las compras de activos por 200.000 millones de libras. Las actas de la reunión se conocerán el 20 de enero.