Se cumple lo esperado. El Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra ha decidido esta mañana mantener los tipos de interés en el 0,5%, el nivel más bajo de la historia de la institución.
El Banco de Inglaterra preserva, además, el programa de compra de activos en los 200.000 millones de libras con el objetivo de no alterar el ritmo de la recuperación económica.

Aún así, ya se han escuchado voces de miembros a favor de la subida de los tipos de interés ante la previsión del crecimiento de la inflación de manera persistente, de momento, se mantiene en el 3,7%, lejos de las exigencias del Banco Central Europeo fijadas en el 2%.