El subgobernador del Banco de España, Javier Aríztegui, considera muy conveniente que alguno de los nuevos conglomerados financieros salgan al mercado antes de final de año para proyectar la imagen de que los deberes se están haciendo en España.

 "A final de 2011 sería óptimo que al menos dos o tres bancos, procedentes de antiguas cajas de ahorros, hubiesen iniciado su cotización en Bolsa. Este hito marcaría un compromiso claro con la disciplina de mercado de un sector que irreversiblemente está obligado a obtener recursos financieros en él, tanto en forma de financiación ajena como en forma de capital", ha asegurado Javier Aríztegui.