El Banco de España ha fijado como fecha límite para presentar los planes de recapitalización de las cajas el 30 de septiembre.

El Banco de España no accederá a ampliar los plazos para la recapitalización del sector financiero y mantiene en vigor la exigencia de que el 30 de septiembre quede culminado el proceso de reforzamiento de la solvencia de las entidades y aunque, la mayor parte de ellas ya tienen definido su futuro, algunas están a la espera de que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob) mueva ficha.

Podrán exceder el límite del 30 de septiembre las entidades en vías de recapitalización, que podrán pedir antes del día 10 un aplazamiento de tres meses (hasta el 30 de diciembre), pero sólo para culminar los trámites administrativos que pudieran tener pendientes de ejecución. También podrán solicitar un margen de seis meses (hasta el 31 de marzo) aquellas cajas que hayan emprendido el camino hacia su salida a Bolsa.

Antes del lunes, día 5, las entidades que no vayan a poder cumplir con la exigencia de capital en la fecha exigida (el día 30) deberán comunicarlo al Banco de España. Para esas últimas entidades la alternativa será la entrada en su accionariado del fondo estatal FROB.