El Banco de España alcanzó un beneficio neto de 2.004,98 millones de euros en el ejercicio 2007, lo que supone un incremento del 2,9% respecto a los registrados en el ejercicio anterior, según datos del informe anual difundido hoy por este organismo. Los ingresos netos del organismo que dirige Miguel Ángel Fernández Ordóñez alcanzaron los 2.445,42 millones de euros, con lo que se situaron un 2% por encima de la cifra de negocio del ejercicio 2006, que fue de 2.397,34 millones.
En este epígrafe, los ingresos por intereses experimentaron un fuerte incremento del 44,8%, hasta situarse en 5.060,38 millones de euros, debido, principalmente, al repunte de las inversiones en euros, que alcanzaron los 4.614,82 millones, un 51,9% más. En este sentido, los ingresos por intereses en euros procedieron fundamentalmente de las carteras de valores (2.626,17 millones, un 67% más), las operaciones de política monetaria (1.076,76 millones, un 58,8% más) y las cuentas intra-Eurosistema (910 millones, un 16% más). Además, el organismo explicó que dichos incrementos se debieron al aumento de la inversión media en un 22,8%, hasta 127.196,36 millones y, sobre todo, a la rentabilidad, que pasó del 2,9% al 3,9% en 2007. La facturación procedente de las inversiones en moneda extranjera, por su parte, cayó un 2,3%, hasta 445,55 millones, siendo destacable la caída del 33,6% en los intereses correspondientes a depósitos y otros activos, que se situaron en 121,83 millones, frente a los 183,54 millones del ejercicio 2006. Por su parte, los gastos por intereses fueron inferiores a los ingresos y se situaron en 2.177,94 millones, con un incremento del 50,9% en los correspondientes a pasivos en euros y un descenso del 37,9% en los de pasivos en moneda extranjera. Se triplican las ganancias por venta de oro Por otro lado, las ganancias netas procedentes de operaciones financieras casi se cuadriplicaron, hasta alcanzar los 1.745,19 millones de euros, frente a los 453 millones del ejercicio anterior. De esta cantidad, la mayoría corresponde a la venta de oro, que totalizó 1.748,21 millones, lo que supone multiplicar por 3,5 veces la obtenida en el ejercicio anterior. El importe ingresado por el banco en concepto de dividendos y otros ingresos por acciones y participaciones se elevó hasta los 9,68 millones de euros, con lo que se colocó un 52% por debajo de los 20,22 millones que cobró el año anterior. Este descenso se debió fundamentalmente a la disminución de los dividendos procedentes de la participación que el Banco de España mantiene en Bolsas y Mercados Españoles (BME), que supusieron 6,93 millones de euros. Asimismo, ingresó 2,75 millones procedentes en organismos internacionales, aunque no del Banco Central Europeo (BCE). El resultado neto de la distribución de los ingresos monetarios, que se calcula determinando los ingresos anuales generados por los activos identificables mantenidos como contrapartida de la base de pasivos, se elevó hasta los 37,25 millones de euros, un 75,45% más. En cuanto a los ingresos netos por horarios y comisiones, el Banco alcanzó 19,09 millones de euros en 2006, la mayoría por operaciones interiores. Asimismo, el instituto emisor destinó 529,44 millones a provisiones para cubrir minusvalías no realizadas en activos y posiciones financieras registradas en dicho ejercicio. Los gastos operativos cayeron en un 5,2%, hasta los 418 millones de euros, de los que la mayor partida correspondió a los gastos por personal, con 211,14 millones de euros, seguidos de los gastos en bienes de equipo, con 113,94 millones. Descienden los billetes Los gastos por producción de billetes cayeron un 20,7% y alcanzaron los 70,95 millones de euros, como consecuencia del menor volumen de los billetes adquiridos por el banco en este ejercicio, que ascendió a 856 millones de billetes, frente a los 1.038 millones del ejercicio anterior. Del beneficio total del Banco de España, 981,21 millones fueron ingresados al Tesoro el pasado 2 de noviembre, mientras que el 3 de marzo de este año se efectuó un ingreso adicional de 823,28 millones de euros, por la diferencia con el importe anterior, para el 90% de los beneficios a 31 de diciembre de 2007. Por su parte, el saldo neto de la aplicación a otros fondos y provisiones en 2007 ascendió a 21,95 millones de euros, frente a los 8,26 millones de 2006.