El banco central de China ha afirmado que elevará el requisito de reservas de los bancos en 50 puntos básicos a partir del 25 de febrero, la segunda subida en lo que va de año, en medio de una creciente preocupación por la aceleración de la inflación.