ABN Amro Holanda ha llamado hoy a la calma a sus clientes a través de una publicidad insertada en todos los periódicos del país, en la que afirma que es un banco "aparte" de su actual propietario, Fortis, que le ha puesto a la venta para frenar su propio derrumbe. El director general de ABN Amro, Jan Peter Schmittmann, asegura en esta página que la suya es una entidad cuya "posición financiera independiente y balance saneado satisfacen sobradamente las exigencias financieras del Banco central holandés". Schmittmann insiste en que Fortis y ABN Amro eran dos bancos "distintos", y considera que la preocupación del Gobierno holandés por la crisis de Fortis es "una buena noticia".