La cadena estadounidense de supermercados Supervalu ha registrado una caída del 30% en su beneficio en el primer trimestre fiscal a consecuencia de la caída del consumo. El beneficio neto alcanzó 113 millones de dólares, o 53 centavos por acción, frente a unas ganancias de 162 millones, o 76 centavos, de un año antes. Las ventas cayeron hasta los 12.700 millones de dólares desde los 13.300 millones de un año antes.