La CNBC publica una noticia donde se plantea esta cuestión tras el auge tan severo y rápido de las materias primas últimamente. Desde esa página se plantea si esta situación podría acabarse próximamente.

Algunos datos que han hecho que se hable del 'boom' de las commodities son por ejemplo los niveles récord que han manifestado los futuros del cobre, aumentando en más del 40% desde mediados del año pasado. Freeport McMoRan, la mayor minera de cobre del mundo que cotiza en bolsa, vio como el precio de su acción se duplicaba al pasar de 30 dólares hasta 60 en enero, antes de caer de nuevo. Con el hierro ha ocurrido también, aumentando los precios considerablemente. Las acciones de Vale, BHP Billiton y Río Tinto añadieron entre el 50% y el 90% desde el pasado verano. Con el carbón ha pasado lo mismo. Peabody Energy ha duplicado su valor desde el verano de 2010.

Desde CNBC se habla de que los riesgos son altos para los productores de productos básicos. Si los precios del petróleo siguen subiendo y los precios de los alimentos también lo hacen, los bancos centrales de todo el mundo van a querer empezar a luchar contra la inflación. Y si empiezan a combatir la inflación, la recuperación económica podría estar en peligro. Ejemplos de esto es que China ya ha empezado a luchar contra ella y el presidente actual del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, señaló recientemente que las tasas del tipo de interés en el continente podrían subir en el futuro

En estos momentos (19.30h.) la cotización de Freeport McMoRan está cayendo en torno al 1,65% con el precio de la acción en 16,05 dólares. También bajan el resto. VALE un 2,40% quedando su acción en 32,09 dólares, BHP cae 3,83% con el precio de su acción en 88,69 dólares, Río Tinto desciende un 4,70% hasta 63,60 dólares y con Peabody Energy ocurre lo mismo. Está bajando un 5,09% en estos momentos quedando su acción en 62,05 dólares.