El acuerdo de Vodafone y Telefónica sobre infraestructura de redes tiene sentido y "debería ayudar a ambas operadoras a reducir costes", señala Deutsche Bank. Añade que, "un mayor número de acuerdos de compartición de redes en Europa podría contribuir a que los crecientes ahorros refuercen la sostenibilidad de la generación de flujo de caja, en base a la cual creemos que la acción de Vodafone es barata". Reitera su recomendación de comprar y el precio objetivo de 200p.