Los precios de producción industrial de Estados Unidos subieron un 0,2% en julio respecto a junio, cuando sufrieron un descenso del 0,4%. En tasa interanual, el aumento fue del 7,2%, por encima del 7% anterior.

Los analistas consultados por Bloomberg esperaban de media un alza mensual del 0,1% y anual del 7%.

Sin tener en cuenta los precios de la energía y los productos frescos, la subida fue del 0,4% mensual y del 2,5%, dos décimas por encima de las previsiones.