Los pedidos de bienes duraderos en Estados Unidos subieron un 1,9% en el mes de abril, según los datos publicados hoy por el Departamento de Comercio norteamericano. Se trata del mayor incremento desde diciembre de 2007. Sin tener en cuenta los transportes, los pedidos aumentaron un 0,8%. Los datos son mejores de lo previsto. Los analistas consultados por Bloomberg esperaban un aumento de los pedidos del 0,5% y una caída del 0,3% excluidos los transportes. La mala noticia es que se han corregido con fuerza a alza los datos de marzo, cuando los pedidos retrocedieron un 2,1%, frente a una bajada inicialmente anunciada del 0,8%. Los datos sin transportes muestran una caída del 2,7% frente a un -0,6% inicial.