El índice que mide la confianza de los consumidores estadounidenses elaborado por el instituto Conference Board ha repuntado en septiembre hasta los 45,4 puntos desde los 45,2 del mes anterior, dato, por cierto, que ha sido corregido  hoy siete décimas al alza.


Los analistas consultados por Bloomberg esperaban de media un alza del indicador hasta los 46 enteros.

"Las expectativas del consumidor, que habían caído en agosto, registraron una ganancia marginal. Sin embargo, los consumidores expresaron mayor preocupación por sus previsiones de ganancias, una señal que no presagia nada bueno para el gasto", ha comentado Lynn Franco, directora del Conference Board Consumer Research.