Las peticiones de subsidios al desempleo cayeron en 4.000 personas hasta una tasa ajustada de 364.000 en la semana terminada el pasado 17 de diciembre, el nivel más bajo desde abril de 2008, según ha anunciado el Departamento de Trabajo.

El dato es mejor de lo esperado, ya que los expertos esperaban que las peticiones se incrementaran hasta las 375.000.

En cuanto a la media móvil de las peticiones de las últimas cuatro semanas, que se considera un dato más fiable porque tiene menor volatilidad, cayó en 8.000 solicitudes, hasta las 380.250, el nivel más bajo desde junio de 2008.

El número de estadounidenses que reciben el subsidio por desempleo de forma continuada cayó en 79.000 personas en la semana que concluyó el 10 de diciembre, hasta 3,55 millones de parados.