Se ponen feas las cosas para la apertura de Wall Street. El IPC sube en julio más de lo esperado, de la misma forma que el número de solicitudes de desempleo.

El Índice de Precios al Consumo (IPC) en EEUU subió un 0,5% en julio con respecto al mes anterior, tres décimas más de lo que esperaban los analistas consultados por Bloomberg.

En tasa interanual, se mantuvo estable en el 3,6%, según los datos publicados este jueves por el Departamento de Empleo estadounidense. Los analistas habían previsto un repunte del 3,3%.

El IPC subyacente (sin tener en cuenta los alimentos y la energía), subió un 0,2% (desde el 0,3% del mes anterior) y elevó dos décimas su tasa interanual, hasta el 1,8%, según lo previsto.