Ecuador ha anunciado que no renovará el contrato con la telefónica América Móvil, del magnate mexicano Carlos Slim, y tomará el control de la compañía a partir de agosto, cuando vence su contrato de 15 años, en una medida 'irreversible' que asombró a la empresa. La decisión fue adoptada después de fracasar las negociaciones para ampliar por otros 15 años la licencia de Porta (América Móvil), el mayor operador de telefonía celular del país con unos 7,6 millones de usuarios, dijo Jaime Guerrero, titular de la Secretaría Nacional de Telecomunicaciones (Senatel). Ecuador, que hace dos semanas renovó la concesión con la española Telefónica -con 26% del mercado de móviles- hasta 2023 a cambio de 206 millones de dólares, fijó en 480 millones el precio para ampliar el contrato con Porta, que ofreció 307 millones, lo que impidió el acuerdo, precisó Guerrero.