El sitio de subastas por Internet eBay fue condenado por el Tribunal de Comercio de París a indemnizar con cerca de 40 millones al grupo de lujo francés LVMH por haber vendido productos 'pirateados' con varias de sus marcas y puentear sus redes de distribución selectiva. eBay deberá pagar 19,28 millones de euros a Louis Vuitton Malletier, principalmente para la reparación del "daño moral y la imagen", relacionado con la venta de artículos falsificados.
El sitio de subastas también tendrá que pagar 17,3 millones de euros a Christian Dior Couture por los mismos hechos. Además, tendrá que pagar 3,25 millones de euros a cuatro marcas de perfumes (Christian Dior, Kenzo, Givenchy y Guerlain) por atentar contra la red de distribución selectiva. eBay tendrá que pagar a Christian Dior 1,16 millones de euros, a Kenzo 667.000 euros, y 686.000 euros a Guerlain, y a Givenchy. Los jueces prohibieron, además, a eBay la divulgación de anuncios de productos de perfumería y de cosméticos de esas marcas o de artículos que se presenten como tales, bajo la amenaza de una multa de 50.000 euros diarios. LVMH podrá hacer público en diarios "franceses o internacionales" estas decisiones. eBay deberá hacerlo público "en todos sus sitios" desde la toma de esta decisión durante tres semanas, tanto en inglés como en francés. El origen de esta sentencia está en una demanda de LVMH, que reclamaba en total unos 50 millones de euros por considerar que se había dejado voluntariamente utilizar su plataforma para que se pusieran a la venta productos 'pirateados'. El gigante francés del lujo también reprochaba a eBay comercializar cosméticos y perfumes por un canal de distribución que no es el autorizado por la empresa propietaria de todas esas marcas. Un portavoz de eBay señaló que el grupó apelará la sentencia. "Vamos a luchar en nombre de los usuarios de eBay y hemos decidido hacer un llamamiento". "La decisión no tiene que ver con la lucha contra la falsificación. Se trata del deseo de LVMH de proteger sus prácticas comerciales excluyendo a toda la competencia", añadió. "Esto se hace en detrimento de la elección de los consumidores y vendedores a los que eBay ofrece oportunidades ininterrumpidas", concluyó.