EasyJet ha reasignado parte de la flota de sus aviones y ha alquilado aeronaves adicionales para que puedan ser utilizados por los afectados por los problemas aéreos provocados por la nube volcánica procedente de Islandia. Según informó la aerolínea en un comunicado, el objetivo de estas medidas extraordinarias es agilizar la repatriación de los pasajeros afectados y ser más eficaz sin interrumpir sus vuelos diarios.