Dos importantes hedge funds de Bear Stearns, que detentaban más de 20.000 millones de dólares en acciones, podrían ser cerrados, como consecuencia indirecta de la crisis del sector de préstamos hipotecarios de alto riesgo, afirma el Wall Street. Merrill Lynch, uno de los principales proveedores de fondos, indicó que planea tomar posesión de los bienes ofrecidos en garantía por uno de los fondos para ponerlos a la venta. Se trata esencialmente de obligaciones ligadas a préstamos hipotecarios. Al mismo tiempo los dos fondos trabajan con otros acreedores, entre ellos Goldman Sachs y Bank of America, para rembolsar préstamos por unos 9.000 millones de dólares, según una fuente cercana al caso citada por el WSJ. Los dos fondos High Grade Structured Credit Strategies Enhanced Leverage Fund y High Grade Structured Credit Strategies Fund administraban hace apenas unas semanas un portafolio estimado en 20.000 millones de dólares.