La textil catalana redujo sus ventas un 9% durante 2010 hasta los 59,6 millones de euros debido a la venta de participaciones en las joint ventures de Sri Lanka y Tailandia.

Dogi registró unos ingresos de 3,25 millones de euros con lo que su beneficio bruto de explotación (EBITDA) se situó en los 423.000 euros el pasado ejercicio.