La textil catalana perdió 13,6 millones de euros en el primer semestre de 2007 frente a las pérdidas de 2,98 millones de euros de los primeros seis meses del año anterior. Dogi explicó que a las pérdidas recurrentes de explotación la compañía añadió este semestre una provisión de 5 millones de euros para cubrir las indemnizaciones del expediente de regulación de empleo (ERE) que afectará a 170 personas y que se llevará a cabo en el tercer semestre del año.