La entidad alemana Deutsche Bank ha elevado la recomendación de Sol Meliá hasta comprar. La entidad reduce su precio objetivo a 5,20 euros, desde los 8,40 euros estimados anteriormente, los títulos de la hotelera ceden un 5,65% y cotizan en los 2,17 euros en la sesión.