Deutsche Bank y otros bancos europeos necesitarían captar miles de millones de euros para cumplir con un objetivo de capital básico de un 9%, lo que motivó advertencias de otra perjudicial contracción crediticia.
El emblemático banco alemán necesitaría 9.000 millones de euros en nuevo capital si se impone un requisito de ratio de capital básico de un 9%, según informa Reuters, que cita fuentes con conocimiento directo de las finanzas del banco.

Deutsche Bank se negó a hacer comentarios, pero en declaraciones aparte, el consejero delegado del banco, Josef Ackermann, dijo que haría todo lo posible para evitar una recapitalización forzada y agregó que dispone de suficientes fondos propios para hacer frente a una crisis.