Deutsche Bank ha elevado su recomendación para Acerinox de mantener a comprar y su precio objetivo de 21 a 25 euros, con el argumento del esperado crecimiento mantenido del sector de acero inoxidable y su potencial de revalorización. Ayer Acerinox cerró en la última sesión con una caída del 3,21% hasta los 18,40 euros.