Este sábado se reunía el Comité de Supervisión de Basilea con la conclusión de que los grandes bancos internacionales deberán seguir reforzando su capital.

De cara a evitar el temido “riesgo sistémico” de aquellos bancos demasiado grandes y complejos (calificación “SIFI”), se pretende imponer nuevos requerimientos adicionales de solvencia. Sobre el 7% de Core Tier 1 exigido actualmente, se impondrá un plus de solvencia de entre el 1% y el 2,5% a los bancos calificados como SIFI.

Aunque todavía no se sabe qué bancos tendrán que cumplir dichos requisitos más exigentes, desde Dracon Partners contamos con que hay algunos bancos europeos que indudablemente estarán en la lista, por ser demasiado grandes como para caer, y que por lo tanto deberán hacer frente a exigencias mayores de capital y un control más estrecho: DEUTSCHE BANK, UBS, CREDIT SUISSE, BNP PARIBAS, SANTANDER y BBVA.

Aunque en un primer momento podría parecer una medida que perjudica a estos bancos, al aplicarles unas condiciones más estrictas que al resto del mercado, lo cierto es que a la larga será positivo aumentará la confianza en ellos, ya que pasan a ser entidades indispensables para el sistema financiero.