Las aerolíneas Delta y Northwest, que anunciaron este mes un acuerdo para fusionarse, tuvieron unas pérdidas combinadas de más de 10.000 millones de dólares durante el primer trimestre, debido a cargos extraordinarios y al elevado coste de la energía, según han informado hoy ambas compañías. Delta Air Lines ha contabilizado una pérdida neta de 6.390 millones de dólares en el primer trimestre, comparado con los 130 millones que anotó en negativo en igual periodo del año anterior.