La vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha admitido hoy que no es bueno el dato conocido hoy de que España fue el país de la Unión Europea donde más subió el paro en el último año, si bien ha reconocido que el Gobierno ya se lo esperaba. Durante la conferencia de prensa posterior al Consejo de Ministros, Fernández de la Vega ha reaccionado así tras conocerse hoy que la tasa de desempleo en España subió en marzo dos décimas y se situó en el 9,3% de la población activa, tras registrar en los últimos doce meses el aumento más acusado de toda la Unión Europea.