La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, afirmó hoy que las cajas de ahorros catalanas están "en buena situación", por lo que lanzó un mensaje de tranquilidad, y consideró "saneado" el sistema en toda España. En una entrevista de Rac1 recogida por Europa Press, se limitó a añadir que el Gobierno no tiene nada que decir siempre que una fusión se produzca dentro de la normativa y bajo la supervisión del Banco de España. Lo dijo al ser preguntada sobre ello un día después de que el presidente de la Generalitat de Cataluña, afirmara que las cajas catalanas deberán "ganar dimensión" para competir en el mercado. "Nuestras cajas son conscientes de ello y en este proceso de reflexión que están teniendo saldrán iniciativas" para garantizar el futuro, declaró José Montilla.