Vuelve la tensión al mercado secundario de deuda, tensiones en los CDS de Francia, Bélgica… “el inversor empieza analizar que el gobierno de Mario Monti va a tener muchas dificultades: no cuenta con todas las fuerzas políticas italianas para lograrlo y eso también condiciona las medida tomadas”, reconoce José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi en España.
En este caso reconoce que “España está siendo de alguna forma valorada como un factor de riesgo a corto plazo con mucha incertidumbre ante las elecciones y obviamente al mercado también le está mandando un reto al nuevo gobernante que salga elegido”.

“Los mercados lo que quieren no es sólo que se diga qué se va a hacer sino también implementarlo. Hay que ir por delante del mercado con medidas claras y en este sentido no se puede perder el tiempo con medidas que corrijan a corto plazo esa desconfianza en el mercado”, asegura el experto en Radio Intereconomia.

En Italia hay que recordar que el déficit público es de un 4% pero la carga de intereses será del 6% con la subida de tipos de interés “con lo que tendrá más carga financiera y más necesidad de ajustes fiscales”. Y todo ello en una jornada de “decepcionante subasta de deuda. Sobre todo por dos razones: ya era inquietante que el Tesoro subastara 5 añoscuando lo normal eran 5-10 años, en segundo lugar por suelen demandar 5.-6 millones y esta vez eran 3 millones”. Un nivel de rentabilidad cercano al 6% “un nivel que espero no sea referencia para el mercado español mañana pero que muestra que todavía sigue habiendo mucha incertidumbre y los inversores son muy cautelosos”.

Este experto aboga por “ diferenciar entre la crisis de duda – que se soluciona con la compra masiva de deuda por parte del BCE – y la crisis del euro, que se soluciona con una mayor convergencia económica en la zona Del Euro. “La primera condiciona a la segunda pues mientras sigan subiendo las primas de riesgo, habrá que lanzar políticas fiscales más duras y que generen más confianza”.

El euro en las 1.36 unidades frente al dólar. Hemos visto cómo las certezas se reflejan en cuestión de horas en el par, final de año en 1.38-1.39 dólares.