Datos mixtos en Wall Street. La nota positiva la pone el ISM Manufacturero, que subió hasta los 53.4 puntos, mejor de los 53 puntos esperados por el mercado. Sin embargo, la nota discordante la puso la inversión en construcción, que bajó un 0.1% en febrero, muy por debajo del alza del ocho décimas esperado por el mercado.

El índice ISM de gestores de compra del sector manufacturero de Estados Unidos subió en marzo hasta los 53,4 puntos desde los 52,4 de febrero. Una lectura por encima de los 50 puntos muestra expansión de la actividad.

El dato es mejor de lo esperado por el mercado. Los analistas consultados por Bloomberg esperaban de media una lectura de 53,0 enteros.

Por otra parte,  la inversión en el sector de la construcción bajó en Estados Unidos en febrero un 1,1%, después de un descenso del 0,8% en enero.  El dato ha sorprendido muy negativamente al mercado. Los analistas consultados por Bloomberg esperaban de media un alza del 0,6%.