DaimlerChrysler ha registrado una caída en su beneficio neto de segundo trimestre desde los 2.146 hasta los 1.849 millones, debido a la fuerte caída en los ingresos de varias de sus divisiones, entre las que se encuentran caravanas y autobuses. Los ingresos antes de intereses e impuestos han bajado hasta los 2.134 millones de euros. Las cifras del año anterior se han ajustado para excluir la división de servicios financieros, vendida dentro del acuerdo para la desinversión de una participación mayoritaria en Chrysler.