El grupo automovilístico alemán Daimler contabilizó unas pérdidas netas de 2.348 millones de euros durante los seis primeros meses del año, en comparación con los 2.727 millones de euros de ganancias registrados en el mismo periodo de 2008, informó hoy la empresa, que señaló que su plantilla se reducirá en 2009.

La corporación señaló que, a pesar de las pérdidas registradas en los seis primeros meses del año, logró mejorar durante el segundo trimestre los resultados obtenidos entre enero y marzo. Así, el presidente de la compañía, Dieter Zetsche, afirmó que estos datos demuestran que la empresa "se encuentra en el camino correcto" y que las medidas que ha tomado para hacer frente a la crisis "están teniendo efectos positivos".

La multinacional con sede en Stuttgart obtuvo una cifra de negocio de 38.291 millones de euros entre enero y junio, lo que se traduce en una reducción del 23% en comparación con los 50.003 millones de euros contabilizados en los mismos seis meses del año anterior.

Asimismo, las pérdidas antes de impuestos del consorcio automovilístico durante el primer semestre del año alcanzaron 2.431 millones de euros, frente al beneficio bruto de 4.029 millones de euros obtenido en el mismo periodo de 2008.

Las ventas de mundiales de vehículos del grupo Daimler se situaron en 723.792 unidades durante la primera mitad del año, lo que se traduce en una caída del 32% respecto a los datos obtenidos en los mismos meses del ejercicio precedente.

DIVISIONES

Por divisiones, Mercedes-Benz Cars logró una facturación de 19.635 millones de euros en los seis primeros meses del ejercicio, lo que supone una reducción del 23%, mientras que sus ventas mundiales en el periodo cayeron un 32%, hasta 518.436 unidades.

Daimler Trucks, por su parte, obtuvo una cifra de negocio de 9.135 millones de euros hasta junio, un 33% menos, mientras que sus matriculaciones bajaron un 48%, hasta 119.539 unidades. Asimismo, Mercedes-Benz Vans facturó 2.772 millones en el periodo (-43%) y sus ventas alcanzaron 70.705 unidades (-52%).

De su lado, Daimler Buses obtuvo una cifra de negocio de 2.007 millones de euros, un 10% menos, y vendió 15.112 unidades, un 25% menos. Además, Daimler Financial Services registró una facturación de 6.258 millones de euros, un 10% más.

En el segundo trimestre de 2009, Daimler contabilizó unas pérdidas netas de 1.062 millones de euros, en comparación con los 1.395 millones de euros de beneficio obtenidos en el mismo periodo de 2008, mientras que la cifra de negocio trimestral del grupo alemán se redujo un 25%, hasta 19.612 millones de euros.

BAJADA DE VENTAS PARA 2009

Por otro lado, Daimler afirmó que para el cierre del presente ejercicio espera registrar una reducción "significativa" de sus ventas de vehículos, en comparación con los 2,1 millones de unidades que comercializó en 2008.

Daimler contempla obtener una facturación en 2009 significativamente menor a la cifra de negocio de 95.900 millones obtenidos el ejercicio anterior y señaló que con motivo de las reducciones de producción experimentadas, el número de empleados a finales de 2009 "será menor que en el año anterior".

Por todo ello, la empresa resaltó que está tomando medidas con el fin de reducir en 4.000 millones sus costes, para lo que mejorará la eficiencia, disminuirá los costes fijos y los gastos laborales, entre otros aspectos.