El portal de finanzas fool.com analiza cuatro empresas que confían en el combustible alternativo como consecuencia de la subida del precio del petróleo.

Uno de los principales problemas de la transición hacia combustibles alternativos es la falta de infraestructuras. Clean Energy Fuels cuenta con una red de estaciones de gas natural como combustible, a la vez, que ha llegado a un acuerdo con Flying J para ofrecer estaciones de abastecimiento a los camiones con motor de gas natural.
 
FuelCell Energy coge el gas natural y el metano que producen otras compañías y lo transforma en electricidad. Por otra parte, la pequeña empresa Rentech ha iniciado un proceso que transforma residuos, biomasa o carbón en productos químicos y combustible. La empresa hizo una prueba en octubre que permitió a un Audi A3 con motor diesel Rentech recorrer 1000 millas.

La cuarta empresa es Fuel Systems Solutions que permite convertir los dispositivos de combustión de gasolina en máquinas con motor de gas natural.