El segundo banco suizo Credit Suisse Group ha anunciado que prevé que el mercado de crédito seguirá siendo un problema en los próximos 6-18 meses, aunque confía en la fuerte liquidez de la entidad y su capacidad para aprovechar las oportunidades de negocio.
En la presentación del consejero delegado del banco suizo, Brady Dougan, en las conferencias sobre banca organizadas por Merrill Lynch en Londres, se ha revelado que Credit Suisse prevé un ahorro de costes para 2007 de 600 millones de francos suizos frente a los 250 millones en 2006. El lunes, Credit Suisse dijo que el beneficio neto del tercer trimestre rondará los 1.300 millones de francos suizos, pero con los negocios de inversión y gestión de activos negativamente afectados por la crisis suprime. No obstante, el grupo prevé anunciar un resultado record en los nueves meses el próximo 1 de noviembre.