El mayor banco alemán Deutsche Bank prevé que el beneficio neto del tercer trimestre superará los 1.400 millones de euros, ya que el comportamiento de las divisiones de banca corporativa y mercados compensarán las pérdidas ocasionadas por las turbulencias en el mercado de crédito.
El consejero delegado de Deutsche Bank, Josef Ackermann, ha asegurado en un comunicado que el el beneficio antes de impuestos rondará los 1.200 millones de euros, lo que posibilitará alcanzar el objetivo para 2007 los 8.400 millones de euros de beneficio antes de impuestos. En el tercer trimestre, el banco registrará 700 millones de euros en créditos apalancados y compromisos de deuda, adicionales a los ya apuntados en el segundo trimestre. Además, la entidad anotará una partida negativa de 1.500 millones de euros en instrumentos estructurados, valores con garantía hipotecaria y por ajustes de valor en créditos y acciones.