El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, confirmó hoy que el Gobierno propondrá al Pacto de Toledo retrasar la edad de jubilación hasta los 67 años, ya que es la edad "más óptima", y avanzó que esta medida empezará a aplicarse en 2013 de forma progresiva. En declaraciones a TVE recogidas por Europa Press, Corbacho argumentó que la medida no se aplicará durante los próximos tres años dado que "estamos en un momento de ajuste de la economía y el empleo". Además, confirmó que su implantación se hará de forma gradual, de manera que "afectará lo mínimo" a quien se jubile en 2014 y "a lo mejor ya le está afectando toda la medida" a quien se jubile en 2025.