El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, ha aceptado retrasar dos semanas la presentación de la propuesta de reforma laboral del Ejecutivo, de forma que ésta irá al Consejo de Ministros del próximo 5 de febrero, en lugar de mañana, como estaba previsto.