El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, ha asegurado que tres cuartes partes de las familias con todos sus miembros en paro cuentan "al menos" con un miembro que cobra algún tipo de prestación social y señaló que, aunque "no es suficiente", este porcentaje "va aumentando" gracias al refuerzo de la política social.  No obstante, reiteró que no está a favor de aumentar los subsidios, sino de "acompañar socialmente" a los parados que lo necesiten, a cambio de la suscripción de un itinerario "para volver al empleo".