El consorcio Continental, uno de los fabricantes de componentes automovilísticos más importante del mundo, ha rechazado la oferta de adquisición presentada por el grupo industrial bávaro Schaeffler. En un comunicado difundido hoy, la empresa con sede en Hannover califica la oferta de "oportunista" y subraya que no refleja "ni de cerca" el valor real de Continental. Continental sostiene que Schaeffler se "ha acercado con sigilo" y de "forma ilegal" para hacerse con el control sobre la empresa.