Continental Airlines ha entrado en número rojos en el primer trimestre de 2008 debido al fuerte encarecimiento del combustible. La aerolínea estadounidense se anotó una pérdida neto de 80 millones de dólares frente a un beneficio de 22 millones en el mismo periodo de 2007. Por acción, la pérdida por acción es de 81 centavos, una cifra inferior, no obstante, a las previsiones de los analistas de 93 centavos.