La renta variable española amanece en positivo, animada por el fuerte repunte de Wall Street en la última jornada y por el rebote del Nikkei japonés. El Ibex 35 sube un 0,6 por ciento para acercarse a máximos y colocarse en los 15. 905 puntos. El resto de plazas del viejo continente también despierta en positivo, en un día en el que el euro se coloca a 1,4643 dólares y el futuro del crudo ligero estadounidense se coloca a 91,62 dólares, a la espera de que se den a conocer las reservas semanales de petróleo en EE.UU. Al margen de todo esto, la bolsa española se prepara para recibir a un nuevo componente: a las 12 de la mañana debuta Renta 4 en el parqué, en lo que será el octavo estreno del año.
Los inversores españoles se levantan animados -después de que Wall Street viviese su mejor jornada de los dos últimos meses- y dan la espalda a los temores que levantan las famosas hipotecas subprime. Si en la última jornada fueron los bancos y las constructoras las que dieron alas a la bolsa, este miércoles son de nuevo las constructoras. De este modo, lidera los repuntes del Ibex 35 Acciona, con alzas del 2,6 por ciento, el mismo porcentaje que repunta Gamesa. Lo hace después de que Goldman Sachs haya elevado su recomendación sobre el fabricante de aerogeneradores desde "neutral" hasta "comprar". Además, la compañía también se ve impulsada después de conocerse que la francesa Suez ha comprado a la española dos parques en Portugal. Pero entre los mejores del día también se cuela Endesa, beneficiada por el hecho de que UBS haya elevado su precio objetivo de 38 hasta 42,5 euros, con una recomendación de "comprar". Las acciones de la compañía avanzan un 2,6 por ciento. Compañías como FCC o Sacyr Vallehermoso, ésta última a la espera de sus resultados, se colocan en la parte alta de la tabla, lugar que también alcanzan algunos pesos pesados, como es el caso del BBVA. Buen tono de los pesos pesados La entidad presidida por Francisco González repunta un 1,6 por ciento, mientras que su competidor, el Santander gana un 1,28 por ciento. La operadora Telefónica, que este miércoles paga un dividendo de 0,35 euros por acción, suma un 0,79 por ciento y la petrolera Repsol gana bastante menos, un 0,11 por ciento. Las alzas se extienden además a la inmobiliaria Colonial - resultante de la fusión entre Inmocaral y Colonial – que ha cerrado los primeros nueve meses del año con un beneficio atribuible de 356,8 millones de euros, lo que supone un incremento del 7,2 por ciento sobre el mismo periodo de 2006. Sus títulos lo recogen con un repunte en bolsa del 1,21 por ciento. Ninguno de los 35 componentes del Ibex 35 se coloca en negativo en los primeros compases del día.