El Pleno de lo Jurisdiccional de la Sala de lo Penal ha decidico confirmar el auto de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional por mayoría, por el que se dictaminó el sobreseimiento del caso de las cesiones de crédito contra el presidente del banco, Emilio Botín, otros tres directivos de la entidad y 20 clientes que compraron el producto financiero comercializado en los años 80, y causó un perjuicio patrimonial de 84 millones de euros, según informaron fuentes del Alto Tribunal. El Supremo ha concluido que fue apto el archivo de la causa dictada en diciembre de 2006 por la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, y que determinó la imposibilidad de "abrir juicio oral sólo a instancias de la acusación popular", según el contenido del auto de resolución.