Pues con los mercados de Macedonia y Chipre a tenor de las pérdidas con las que cierra el trimestre en contraposición al Dow Jones que ha vivido el mejor primer trimestre desde 1998. Nadie duda que el Ibex 35 es el gran perdedor. Retrocede más del 6% en lo que va de año frente a los positivos del 18% en el DAX y del 7.9% en el Eurostoxx50. Y ello sin contar con la revalorización de doble dígito que tienen los índices del otro lado del Atlántico, especialmente el S&P500.

Los problemas apenas han cambiado desde que, el pasado 29 de diciembre, los principales indicadores marcaran el último precio del año. Tenemos un segundo rescate en Grecia, han vuelto las dudas en torno al resto de economías periféricas, se descuenta un tercer paquete de estímulo cuantitativo en Estados Unidos y en nuestro país concluimos el primer trimestre del año con reformas “austeras” que tienen como objetivo convencer y cumplir con el compromiso de déficit adquirido con Bruselas.

Muchas noticias que cotizan de forma diferente según en qué mercado hablemos. Y es que mientras el mercado español ha marcado en estos tres meses su mínimos anuales – concretamente el pasado en los 7.866 puntos – tenemos a otros mercados marcando máximos, no anuales sino históricos. Todavía faltan los datos definitivos de cierre de mercado pero el cálculo deja pérdidas del 6% en el Ibex35 frente a revalorizaciones del 18% en el DAX, del 7.9% en el Eurostoxx y del 11% en el S&P500. Y para muestra un botón.

IBEX 35. COMPARATIVA DAX Y S&P 500


El punto de inflexión lo puso el pasado viernes por aquello del amargor en la boca y se fue de fin de semana por encima de los 8.000 enteros. Sacyr Vallehermoso se mantiene como el farolillo rojo del trimestre con unas pérdidas acumuladas del 24%, aunque no viene sola, eso sí…el sector financiero, siempre atento a las pérdidas, no podía faltar. No han servido de nada los últimos repuntes para Caixabank tras su fusión con Banca Cívica y pierde cerca del 18% a cierre de marzo, seguido del Sabadell.

Al otro lado de la balanza, IAG –a pesar del petróleo y de la caída del turismo- ganaba casi un 10% el último día de marzo, seguido de Inditex y de Técnicas Reunidas. Lo cierto es que son compañías habitualmente recomendadas y no parecen cansarse de su tendencia al alza, sobre todo, el caso de la compañía de Amancio Ortega. Ana Rafels, asesora de Inversiones de Ana Rafels EAFI, asegura que“los mínimos anteriores no se comprometen y por tanto no ponen en peligro la tendencia de largo plazo fuertemente alcista. Tanto a medio como largo plazo mantiene unas perspectivas alcistas muy importantes, por lo que las caídas podrían ser aprovechadas para tomar posiciones con objetivos en la zona de 72,43 y 76 euros.”


Divergencias bursátiles

La brecha existente entre el selectivo español y el resto de plazas bursátiles es evidente. Y no tiene visos de estrecharse mientras nos sigan mirando con lupa en Europa. Los expertos reconocen que es más que probable ver al Ibex35 descender hasta los 7.500 puntos, una caída adicional del 6% desde los actuales niveles. La experiencia dice que las subidas suelen ser largas y prolongadas pero las caídas son rápidas y verticales por lo que “lo normal es, que si sigue la debilidad del mercado americano, veamos niveles del Ibex 35 en los que debería frenarse”, reconoce Juan Pedro Zamora, analista de XTB. Y cuidado si pierde estos niveles “porque en caso de hacerlo incluso podríamos ver los 6800 puntos, en el escenario más negativo”, reconoce Eduardo Vicho, jefe de análisis de M&M Capital EAFI.

IBEX 35 TRIMESTRAL


Una tendencia contraria a la que se espera al otro lado del Atlántico donde los planes de estímulo de Bernanke inyectarán liquidez al sistema “lo que devolverá nuevas subidas a las bolsas”, reconoce José Luis Cava, analista técnico independiente. De todos modos, los expertos no ven clara la opción de un tercer quantitative easing y ya hay quien se decanta por “una nueva Operación Twist”, como el estratega de Mercados de IG Markets, Daniel Pingarrón.

Lo hemos visto en el S&P 500 que ha superado los 1400 puntos “y no tiene otro objetivo que no sea pensar en los máximos históricos”, admite Roberto Moro, de Apta Negocios. No sin antes tomarse un descanso. Respiro que “le hará recortar hasta su nivel de soporte, en los 1380 puntos, un nivel que en caso de perder le llevará en torno a los 1330 enteros”, admite el experto de XTB. Una pérdida del 5% desde los niveles actuales.

Viendo el diferencial que existe entre índice español y europeos ó americanos ¿por qué no beneficiarse de él? Roberto Moro reconoce que estar comprado en el Nasdaq 100 y vendido en el Ibex “es una estrategia que está funcionando muy bien”.


Tecnológicas, USA e Inditex, valores al alza
Con medio cuerpo ya afectado por la primavera, los expertos afilan carteras en búsqueda de rentabilidad. Aún así, las perspectivas de cara al segundo trimestre del año no son tan halagüeñas, según José María Luna, de Profim EAFI, que recomienda “prudencia” con vistas a un repunte de la volalitilidad. No obstante, nada de mantenerse ajenos al mercado y en ese punto su recomendación pasa por “deuda corporativa en compañías, sobre todo, industriales. Nos gusta tanto la deuda emergente como la deuda high yield para perfiles agresivos. Nos gusta la renta variable americana, sus índices están a niveles anteriores a la crisis de las subprime. Y algo de renta variable emergente.”

En terreno comunitario, Roberto Moro destaca el sector de las tecnológicas –no hay más que mirar hacia el Nasdaq 100- así como por compañías como SAAB, RWE y Deutsche Telekom y cambia el rumbo. Dice el analista que no se fijaría “en un sector tan dependiente del euro/dólar como es el sector automovilístico”.

De vuelta al mercado doméstico, los valores que presentan una mayor perspectiva al alza siguen siendo Grifols, Técnicas Reunidas e Inditex para el analista de Apta Negocios puesto que “sólo en estos valores, con el Ibex 35 en zona de soportes, es susceptible tomar posiciones compradoras”.

Todo irá bien mientras el sectorial bancario no rompa la resistencia de los 123 puntos que, en caso de hacerlo, según Sara Carbonell, responsable de Fidelización de Clientes de CMC Markets, “acentuaría las divergencias entre Europa y Wall Street”.