El pesimismo pesa en Europa. Con vestido rojo, así despiden los inversores al tercer trimestre del año un día en el que los datos macroeconómicos a ambos lados del Atlántico han llevado las riendas de la sesión. El Ibex 35 se deja un 0,82% y se coloca en los 11.756 puntos con todos los pesos pesados en terreno negativo. En el mercado de divisas, el euro-dólar se cambia por 1,4625 unidades. Mientras, el precio del crudo avanza posiciones hasta el entorno de los 65 dólares/barril.
Los números rojos se imponen entre las plazas europeas. Miedo y desconfianza…estas son las palabras que mejor definen el sentimiento entre los inversores contagiados por el mal tono que impera en la renta variable americana. Un pesimismo que llega justo después de que el mercado de Estados Unidos conociera tanto el PIB –que se contrajo un 0,7%- como los datos de empleo. Pero la jornada ha estado repleta de referencias macroeconómicas, también, a este lado del Atlántico. Los inversores han tenido que digerir el nuevo descenso que registra el IPC de la eurozona que baja una décima en septiembre –hasta el 0,3%-. Dato que acompaña a los conocidos en nuestro país, donde el déficit por cuenta corriente bajó un 47,5% hasta julio -se situó en 34.794,6 millones-, según informa el Banco de España. No obstante, todas las miradas han estado dirigidas al mensaje que llegaba desde el Fondo Monetario Internacional desde donde reducían su estimación de pérdidas bancarias hasta los 2,3 billones de euros aunque aún ve riesgos. Pero el FMI no ha dejado de lado a España, país que prevé que se sitúe en el grupo de economías europeas en los que se registrará mayores tasas de créditos fallidos, por encima de la media europea.

Dentro del selectivo español, los mayores descensos son los protagonizados por los títulos de Técnicas Reunidas que cayó un 3,09%, seguido de Telecinco que se dejó un 2,71% mientras Cintra lo hizo más de un 2%. Un pesimismo que llega también de la mano de los pesos pesados, entre los que destaca la caída del BBVA, perdió un 1,74%, un día en el que anuncia que repartirá un dividendo bruto de 0,09 euros el 12 de octubre y un día después de que diera a conocer el cambio en su cúpula directiva. No obstante, es un valor que “se ha comportado muy bien a nivel relativo”, como asegura Alejandro Martín, subdirector en España de Hanseatic Brokerhouse. Desde el punto de vista técnico, Martín destaca de la acción, por la parte superior, la zona de 12,50 euros, “cuya superación supondría un intento del valor de realizar un impulso alcista precedente. Por la parte inferior -continúa- “el soporte se situaría limitado en la parte de 11,70 y 11,90 euros cuya perdida implicaría un retroceso hasta la zona de los 11 euros”. Por su parte, Santander se dejó un 1,26%, Repsol YPF cayó un 1,54%, Telefónica perdió un 0,71%. Iberdrola descendió un 0,07% frente al 0,60% que sumó su filial de renovables tras anunciar la apertura de una nueva oficina en Rumanía para reforzar su presencia en Europa del Este.

Tono mixto entre el resto del sector bancario. Bankinter cayó un 0,03%. No obstante, las ganancias se imponían en los títulos de Banco Popular que sumó un 0,22%, Banesto ganó un 1,41% y Banco Sabadell lo hizo un 1,61%. Sin embargo, la mayor revalorización del selectivo es la protagonizada por Iberia. Parece que el mercado ha visto con buenos ojos que la aerolínea británica British Airways se mostrara hoy optimista respecto a la posibilidad de cerrar la fusión con Iberia a finales de este mismo año. Secundando las subidas de Iberia se sitúa Gas Natural que repuntó más de un 2% mientras Mapfre lo hace más de un punto porcentual.

Dentro del mercado continuo, Vueling se coloca la medalla de oro tras apuntarse una subida superior al 10%. Inmobiliaria Colonial ganó un 6,47%, Vocento subió un 5,63% mientras Banco de Valencia repuntó más de un 2%. Del lado de los descensos, Antena 3 es la acción más penalizada, cayó un 5,61%, seguida de Puleva Biotech que se dejó un 5,17% mientras Corporación Dermoestética perdió un 3,18%.