Las órdenes vendedoras con las que amanecía el selectivo español se van dispersando según evoluciona la sesión hasta cotizar prácticamente plano. El Ibex35 se deja un 0,05% y vuelve a mirar de cerca los 10.400 puntos con el permiso de BBVA y Banco Santander.

Pasa a paso, la renta variable española se sacude las pérdidas. Todo ello, a pesar de haber comenzado con caídas de medio punto porcentual en una jornada en la que continúa la incertidumbre ante los nuevos máximos registrados por el riesgo país de los países periféricos como Irlanda, Portugal y también España

Dentro del selectivo español, los mayores descensos llegan de la mano de Banco Popular que pierde más de un punto porcentual. No obstante, los números rojos sigue presenten entre los títulos de los dos grandes bancos, de este modo las acciones de BBVA que ceden 0,54% a pesar de que los analistas de HSBC mejoran el precio objetivo de la entidad hasta los 9,2 euros y mantienen su consejo de neutral. Todo ello, un día después de que diera comienzo la ampliación de capital por 5.000 millones de euros de BBVA. Por su parte, Banco Santander se deja un 0,43% un día en el que ha anunciado que amplia su programa Santander Dividendo Elección para quesus accionistas puedan cobrar el tercer dividendo a cuenta del año, que se abona tradicionalmente en febrero, en nuevas acciones de la entidad o en efectivo.

Entre el resto de pesos pesados, tan sólo Iberdrola consigue sumar un 0,37%, por su parte, Telefónica cede un 0,27% mientras los títulos de Repsol YPF bajan un 0,19%.

Dentro del mercado continuo, Montebalito encabeza los descensos al perder más de un 3%, seguido por las acciones de Grupo Tavex que cede un 2,99% y Corporación Dermoestética que se deja un 2,45%. Del lado de los avances,  Azkoyen consigue repuntar por encima del 5%, Prisa gana un 3,09% y Cleop sube un 2,87%.