El convulso momento que está viviendo sector energético por el descenso de los precios del crudo, está empezando a desplegar sus alas a valores importantes del sector en forma de miedo a descensos de demanda en todas las formas de energía.

En este momento el precio del crudo de referencia en USA sigue descendiendo -0,32% situándose en 73,97 dólares pero el Brent sube 0,52% a 77,89 dólares, algo que no es ningún alivio.

Ayer el SPDR de energía del SP 500 acabó bajando -1,3% y la desconfianza en la demanda energética se ha visto reflejada en numerosas rebajas de perspectiva de beneficios dentro de las empresas del sector.

La onda expansiva de esta situación ha golpeado directamente a España en forma del valor Abengoa que ha tenido rebajas de perspectivas, rebajas de rating y miedo a que no pueda pagar su endeudamiento en alguna de sus filiales. Todo esto ha hecho que el movimiento técnico perfecto que ha estado desarrollando en las últimas sesiones haya tenido un resultado extremo.

Las acciones que cotizan en el Ibex 35 se está desplomando cerca del 37% al haber perdido ayer los mínimos de octubre dando extensión a la muestra de interés vendedor que apareció una vez tocamos la media de 200 sesiones y confirmándola como resistencia. La situación es más grave en las acciones que cotizan fuera del Ibex 35, ya que ahí es donde se vio claramente un hombro cabeza hombro en el gráfico de semanas y en donde la pérdida de la media de 200 semanas marca perfectamente el mal estado del sentimiento inversor dentro de la compañía.

Con todo, el súper sector de petroleras está descendiendo -0,96%.

Pero lo hay peor, el súper sector de recursos básicos que pierden -1,17%. El precio del oro cae -0,67%, la plata -1,6% y el cobre sube muy ligeramente 0,07% pero se mantiene por debajo de la resistencia de los tres dólares.

Poco a poco están apareciendo reportajes y comentarios acerca de que el súper ciclo de las materias primas ha llegado a su fin. Es decir, la puesta que hizo el mercado y las mineras por un aumento de demanda en la reurbanización de países emergentes como China y la India, ha creado un exceso de oferta que ha llegado en un momento en donde los países emergentes van a tener problemas, por lo que los precios de las materias primas van a seguir con problemas en el medio plazo. Tirando del hilo de toda esta suposición, el declive o, mejor dicho, el crecimiento más moderado de los países emergentes, debería hacer que los ojos se pongan a ahora en occidente, donde estaría un crecimiento mayor de lo esperado. Sin embargo, nos encontramos con nuestro cisne negro que es la tensión con Rusia y las sanciones que han cortado la mejoría de Europa, por lo que la situación está mejor en EEUU que en el viejo continente, por lo menos de momento, así que ese flujo de dinero de países emergentes a occidente ha quedado un poco trastocado.

El mejor súper sector es el de medios de comunicación por algunos resultados empresariales y movimientos corporativos con una mejora de 1,12%.

Viajes y ocio sube 0,34% y sigue sacando partido al descenso del precio del crudo, algo que hace que las aerolíneas reduzca significativamente los costes.

En el mercado de divisas, lo más destacable es la nueva debilidad de la libra tras ese retraso de la posible fecha de la primera subida de tipos en reino unido y además la nueva fortaleza del dólar contra el yen que sube 0,5%.