Colonial obtuvo un beneficio neto de 58 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que supone un descenso del 77% respecto al mismo periodo del año anterior como consecuencia de la ausencia de ventas de suelo y de la menor desinversión en activos, informó hoy la inmobiliaria controlada por Inmocaral.
La cifra de negocio se redujo un 46,8% hasta septiembre y se situó en 410,4 millones de euros, mientras que el beneficio bruto de explotación (Ebitda) se situó en 225,2 millones, un 50,1% menos. En los nueve primeros meses Colonial invirtió 474 millones de euros en la compra y desarrollo de distintos activos destinados al negocio del alquiler, entre los que destaca un edificio en París.