General Electric condiciona la presentación de su oferta a la previa realización de un 'due diligence' (auditoría)
"habitual en este tipo de operaciones y a la obtención de las aprobaciones internas de sus órganos de dirección".La compañía presidida por Mariano de Miguel, que el lunes afirmó que no había recibido formalmente comunicación del interés del grupo estadounidense, señaló que en la reunión de su órgano rector de mañana tratará, "entre otras cuestiones, la aproximación realizada por General Electric".General Electric Real Estate anunció el lunes que estudia realizar una posible operación corporativa sobre Colonial, si bien aún no ha tomado una decisión definitiva al respecto. El grupo estadounidense indicó que la adopción de una decisión al respecto está sujeta a obtener y analizar "información financiera, fiscal, legal y de negocio detallada de la compañía", así como a la obtención de las preceptivas informaciones internas. No es la única interesadaGE es el segundo grupo que manifiesta públicamente su interés por la inmobiliaria de la que Luis Portillo es máximo accionista y que sufre una fuerte corrección en bolsa desde finales del pasado mes de diciembre. Así, Gecina, inmobiliaria francesa controlada por Joaquín Rivero, es la primera sociedad que mostró su interés. En diciembre "conversaciones preliminares" con Colonial tendentes a una operación. Estas conversaciones se extendieron después a sus principales accionistas y, posteriormente, a sus bancos acreedores.No obstante, la compañía presidida por Mariano Miguel es objeto de otros dos interesados, en concreto, dos fondos inmobiliarios extranjeros.