La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) defiende someter a las gestoras de fondos de inversión a pruebas de estrés, de tolerancia a situaciones de casos extremos, para conocer su capacidad de cumplir con las obligaciones de reembolso a los inversores en situaciones adversas de mercado.
Así figura en la propuesta de circular de control interno de las Sociedades Gestoras de Instituciones de Inversión Colectiva (IIC) que la CNMV ha puesto a consulta pública para que los agentes afectados por la iniciativa envíen sus comentarios antes del 12 de julio.

Estas pruebas de tolerancia a situaciones límite incluirán ejercicios periódicos de simulación que permitan la capacidad de atender a los compromisos de reembolso en una coyuntura adversa, según la propuesta de la CNMV.

El organismo que preside Julio Segura también aboga por comprobar la metodología y parámetros de las gestoras de fondos al valorar activos no negociados en mercados secundarios oficiales o activos ilíquidos cuya cotización de mercado no es representativa, con el fin de garantizar que son adecuados y reflejan los movimientos y situación de mercado.

Verificar la adecuada gestión de liquidez es otra de las apuestas de la circular, para procurar una liquidación ordenada de las posiciones de las instituciones de inversión colectiva administradas por los gestores de fondos a través de los mecanismos normales de contratacion y "garantizar su capacidad de atender solicitudes de reembolso de participaciones o venta de acciones", indica el texto.

"Los recientes acontecimientos experimentados en los mercados financieros han evidenciado la necesidad de que las entidades financieras cuenten con sistemas de gestión de riesgos adecuados que incluyan un estricto programa de simulaciones de casos extremos", dice el organismo supervisor de los mercados.

Según subraya la CNMV, el Comité de Reguladores Europeos de los Mercados de Valores (CESR) publicó el pasado mes de febrero un documento que recoge los principios de gestión de riesgos aplicables a las gestoras de fondos de inversión.

CONTROL INTERNO.

El proyecto de circular hace extensivas las obligaciones de control interno de las sociedades gestoras de fondos de inversión (SGIIC) y de las sociedades autogestionadas (SICAV) a todas las actividades relacionadas con la gestión, administración y representación de las IIC.

Por una parte, precisa la estructura organizativa en relación con el control interno, por lo que exige a dichas sociedades que cuenten, con carácter general con tres unidades diferenciadas: de gestión de riesgos, de cumplimiento normativo y de auditoría interna. No obstante, permite que las unidades de gestión de riesgos y cumplimiento normativo se agrupen en una única unidad, atendiendo al "principio de proporcionalidad".

Asimismo, detalla las políticas y procedimientos con los que deben contar las SGIIC y SICAV autogestionadas en el ámbito del control interno y control de riesgos, que deberán recogerse en manuales internos.

También precisa tanto los aspectos organizativos de las funciones de control interno (gestión de riesgos y cumplimiento normativo) y de auditoría interna, como las actividades específicas que deben realizar estas unidades de gestión de riesgos, cumplimiento normativo y auditoría interna.

La circular contempla la posibilidad de delegar tanto la función de gestión de riesgos como de auditoría interna, tras la autorización previa de la CNMV (salvo en el caso de que la función de auditoría interna sea asumida por la auditoría interna del Grupo), como al cumplimiento de determinados requisitos.

Por otro lado, limita la delegación de la función de cumplimiento normativo en relación con determinadas cuestiones, y la somete al cumplimiento de determinados requisitos.