Clínica Baviera eleva su dividendo a cuenta de sus resultados del 2017 un 23% hasta los 0,48 euros por acción desde los 0,39 euros que repartió el pasado año, entre el pago complementario que dio el pasado 19 de mayo y el ordinario pagado en diciembre de 2016. 

En concreto, el consejo de administración de Clinica Baviera ha acordado proponer a su junta de accionistas el reparto de un dividendo por un importe de 0,48 euros brutos por acción en circulación, con cargo al resultado de 2017 y a reservas de libre disposición, según consta en un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). 

La fecha de pago, en caso de resultar aprobado por la junta de accionistas, será el 25 de mayo de 2018, por lo que el último día de negociación de las acciones de Clínica Baviera con derecho a participar en el reparto será el día 22 de mayo de 2018.

La propuesta de distribución de este dividendo "supone continuar con la política de retribución al accionista consistente en el reparto de un pay-out del 80% del resultado neto consolidado", según recoge el comunicado. Actuará como entidad pagadora el Banco Popular, filial de Banco Santander.

El grupo Clínica Baviera obtuvo un beneficio de 9,9 millones de euros en el año 2017, lo que supone un aumento del 24,3% con respecto al ejercicio anterior. 

Las acciones de la compañía sanitaria se revalorizan en lo que va de año un 10,88%, aunque en los últimos doce meses se dejan un 5% hasta los 9,58 euros por acción.

En los indicadores técnicos de Estrategias de Inversión cuenta con una nota de ocho sobre diez, según su comportamiento en bolsas en las últimas 200 sesiones. La cotización del grupo que controla el gigante chino Aier Eye está condicionada por un volumen decreciente tanto a medio como a largo plazo.